Día Mundial contra el Cáncer: Con innovación ¡nosotros podemos, yo puedo, hacer la diferencia!

Home / salud pública / Día Mundial contra el Cáncer: Con innovación ¡nosotros podemos, yo puedo, hacer la diferencia!

El 4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer, representa una oportunidad para que todos –industria, organizaciones sociales, pacientes, médicos, investigadores y cualquiera que de alguna forma haya sido tocado por esta enfermedad— hagamos consciencia sobre lo que podemos hacer desde nuestras trincheras para reducir el impacto que el cáncer tiene sobre las personas, las familias, las comunidades y los gobiernos.

Este año, el lema global es ¡Nosotros Podemos, Yo Puedo! Es un llamado a hacernos conscientes de estas capacidades y llevarlas a cabo en beneficio de la prevención para quienes cuentan con factores de riesgo, así como atención oportuna y cuidados paliativos para quienes ya viven con la enfermedad.

Además del impacto físico y emocional que representa un diagnóstico de cáncer, las consecuencias en la vida económica de los pacientes y del país, son considerables, si tomamos en cuenta lo que le cuesta al país que miles de personas valiosas en distintos ámbitos –trabajadores del campo y la industria, de mucha capacidad, emprendedores con ideas frescas o grandes artistas, por señalar a algunos—vean minadas sus sus capacidades o pierdan la vida, privándonos para siempre de su trabajo y talento.

En este sentido la innovación es fundamental ya que, a través de sus hallazgos, no solo busca la curación, la disminución de síntomas y la sobrevida de los pacientes, sino mantener, en la medida de lo posible, la vida productiva de quien vive con cáncer.

Las innovaciones en el tratamiento del cáncer han hecho posible que tumores cuyo tratamiento es de muy alto grado de dificultad como los de estómago, páncreas, pulmón, linfomas y leucemias, sean tratables. También han conseguido que pacientes que antes no tenían opciones terapéuticas puedan contar con una opción de tratamiento, logrando incluso que tumores de alta prevalencia, como los de mama y próstata, puedan ser vistos como enfermedades de largo plazo, siempre y cuando se cuente con un buen seguimiento y control terapéutico.

Entre los principales hitos de la innovación en beneficio de quienes viven con cáncer se encuentran:

  • La inmuno-oncología: Este tipo de medicamentos han logrado que el cuerpo humano active mecanismos del sistema inmunológico para anular ciertas señales iniciadas por las células cancerígenas. Los avances logrados con tratamientos para melanoma avanzado y cáncer de pulmón son prometedores y dan esperanza para poder aplicar estos tratamientos en otros tipos de cáncer.
  • La medicina personalizada y el involucramiento de biomarcadores para el diagnóstico y tratamiento, han logrado transformar el abordaje del cáncer y hacerlo mucho más específico. Actualmente, del 42% de los medicamentos en desarrollo, 73% están destinados a cáncer y todos tienen el potencial para ser medicamentos personalizados, es decir, que atienden las necesidades específicas de ciertos tipos de pacientes.

 

 

INVESTIGACIÓN EN CÁNCER: UN TRABAJO SIN DESCANSO

La innovación en tratamientos constantemente muestra los beneficios que trae a la sociedad. Sólo por poner un ejemplo, en las últimas dos décadas, en Estados Unidos, se ha reducido en 25 por ciento la tasa de mortalidad por cáncer gracias a los avances en tratamientos innovadores y detección temprana.

También, la disminución constante de las tasas de mortalidad entre los cuatro principales tipos de cáncer: pulmón, mama, próstata y colorrectal, se debe en gran medida a los avances científicos como la aparición de terapias dirigidas.

El trabajo de investigación se sigue realizando y, gracias a ello, entre agosto de 2015 y julio de 2016, la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó 13 nuevas terapias contra el cáncer. Frente a este gran mal que afecta a la humanidad, la industria de investigación farmacéutica no baja los brazos y sigue demostrando su compromiso de encontrar mejores tratamientos.

Actualmente se encuentran en desarrollo más de 800 tipos de medicamentos para diferentes tipos de cáncer, en los que los investigadores están usando nuevas formas de atacar las células cancerígenas. El 80% de las drogas en desarrollo tiene el potencial de ser la primera en su clase.

El desarrollo de opciones terapéuticas para el tratamiento del cáncer podría seguir el éxito de las opciones para VIH/SIDA. A medida que los tratamientos para este virus mejoraban, el gasto en ellos se hizo más sostenible con el tiempo. Se estima que como resultado de la introducción de los tratamientos antirretrovirales altamente efectivos (HAART por sus siglas en inglés) se evitaron cerca de 862 mil muertes prematuras, lo que permitió una ganancia de 27 millones de años-vida y de $615 billones de dólares en valor económico sobre el costo del tratamiento, sólo en Estados Unidos.

 

MÁS SOBRE EL CÁNCER

Por definición, el cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación descontrolado de células, y puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. Lo que comienza como un tumor, llega a invadir el tejido circundante y provoca metástasis (crecimientos adicionales de células cancerígenas) en puntos distantes del organismo.

Para dimensionar la gravedad de esta enfermedad, te presentamos algunos datos y cifras:

 

 

 

 Este 4 de febrero, es el día para iniciar y el momento de unirnos –empresas, sociedad y gobiernos—para que el cáncer no sea un impedimento en el crecimiento de las personas y de nuestro país. Las opciones están ahí y, con trabajo y voluntad, podemos hacer la diferencia en beneficio de quienes viven o vivirán con cáncer.

 

Referencias

Related Posts

Leave a Comment

Día Mundial del Lupus, priorizando los problemas de Salud Pública